SafetyDoc

Tipos de Residuos – Definición y Clasificación

Hoy nos centraremos en hablar de los diferentes tipos de residuos que existen y cómo se clasifican según sus características, el tratamiento que se debe realizar para su reciclaje y otros datos interesantes.

Saber más sobre estos residuos que desechamos día a día puede ayudarnos a entender mejor cuál es el tratamiento posterior a los que son sometidos en las plantas de reciclaje. Una forma de ver lo que hay detrás de lo que consideramos “basura” y concienciarnos de lo importante que es reciclar para el medio ambiente.

¿Qué es un residuo?

Un residuo, según la ley de cualquier país, hace referencia a cualquier material que es considerado desecho y que es necesario eliminar. Esta eliminación tiene como objetivo evitar problemas sanitarios o medioambientales, entre otros.

Pero este concepto, con el paso del tiempo y la conciencia de preservar nuestro planeta, se ha ampliado abarcando otros fines. Todo debido a la escasez y agotamiento de materias primas, se ha generado la necesidad de reutilizar estos residuos, aprovechando al máximo sus propiedades.

Clasificacion de los residuos

Objetivos en el Reciclaje de Residuos

Antes de abarcar la clasificación más general, es interesante saber que cuando queremos reciclar hay dos tipos de objetivos:

  • Prevención: Es el proceso preventivo mediante el cual, antes de que un material se convierta en residuo, se elimine el mayor número de sustancias peligrosas, evitando un impacto mayor al medio ambiente.
  • Aporte de valor: Es el proceso que tiene como objetivo que los residuos sean reutilizados, reciclados o utilizados para, por ejemplo, conseguir energía (Industria Energética…).

Clasificación de los Residuos

A continuación nos centraremos en cuáles son los diferentes tipos de residuos y las características de los mismos, siempre definiéndolos desde el punto de vista de la sostenibilidad. A continuación se exponen cuáles son los tipos de desechos en cuanto a su peligrosidad, su origen y su composición:

Según su peligrosidad:

  • Inertes: son aquellos que una vez depositados en el vertedero no sufren transformaciones físico, químicas o biológicas significativas.
  • Peligrosos: los que por sus características suponen un peligro para el medio ambiente y los seres vivos. Todos estos residuos están recogidos en una lista publicada en el RD 952/1997 y se refiere a la mayoría de aceites, disolventes y envases que hayan contenido sustancias peligrosas.
  • No peligrosos: los que no se encuadran ni en el grupo de residuos inertes, ni peligrosos. Todos ellos son el plástico, el papel o el metal, y todos aquellos que no hayan sido contaminados con ninguna sustancia peligrosa.

Según su origen:

  • Residuos domésticos: aquellos que han sido generados en los hogares por actividades domésticas.
  • Residuos comerciales: producidos por la actividad propia de los comercios y servicios de restauración, así como de las oficinas y mercados y todos aquellos actores del sector servicios.
  • Residuos Industriales: los que resultan de los procesos de producción, transformación, consumo o mantenimiento generados en la actividad industrial.
  • Biorresiduos: los denominados biodegradables, provenientes de jardines y parques y los residuos alimenticios de hostelería, hogares y plantas de producción relacionadas con el sector alimentario.
  • Escombros y residuos de construcción: los que se generan en una obra de construcción, sin incluir las tierras extraídas de los procesos de excavación.
  • Residuos sanitarios: aquellos generados en centros sanitarios, resultado del trabajo realizado en laboratorios y centros médicos relacionados con la investigación, y que deben ser desechados de manera especial con el fin de no generar ninguna enfermedad.
  • Residuos mineros: para referirnos a los residuos sólidos o en pasta que se generan tras el aprovechamiento de un recurso geológico.
  • Residuos radiactivos: aquellos que contienen elementos químicos sin ningún propósito práctico.
  • Subproductos animales: también conocidos como SANDACH (Subproductos Animales No Destinados Al Consumo Humano) para denominar a los cuerpos enteros o partes de animales o productos de origen animal que, por motivos sanitarios o por decisión del operados, no pueden ser consumidos.

Residuos Sólidos Urbanos

Son un grupo muy amplio en el que participamos todos y, por esta razón, las campañas de reciclaje suelen centrarse en este tipo de residuos y van orientadas en muchos casos a particulares. Saber qué son los residuos sólidos y su clasificación, mejorará positivamente su tratamiento.

El concepto de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) hace referencia a los desechos generados en domicilios particulares, en comercios, oficinas o en otros establecimientos similares. Podemos también considerar sólidos urbanos a los provenientes de las vías públicas y otras zonas públicas. Este grupo está formado por diferentes tipos de basura: vidrio, papel y cartón, restos orgánicos, plásticos, textiles, metales, madera y escombros.

residuos y su clasificacion

Conclusiones

Como has podido ver, esta clasificación no es ni mucho menos sencilla. Ha requerido de mucho tiempo de estudio e investigaciones para poder determinar las características que hagan que se coloquen en un grupo u otro.

Y a pesar de todo ello, hoy en día seguimos viendo cómo no sabemos reciclar determinados materiales. Un problema que solo se puede combatir de la misma manera en la que llevamos haciendo durante años: concienciar y educar a la sociedad para entender la importancia de preservar el futuro de nuestro planeta.

Recuerda que si quieres seguir leyendo artículos interesantes, visita nuestro blog con regularidad y si, en cambio, andas buscando una empresa sostenible que se dedique a la destrucción de documentos, en nuestra web encontrarás información sobre todos nuestros servicios.