• Objetos difíciles de reciclar

    El pasado 17 de mayo se celebró el día mundial del reciclaje y para conmemorarlo en este artículo se tratarán cuales son algunos de los objetos más difíciles de reciclar.

    El compromiso por parte de muchos colectivos es cada vez mayor y se reciclan grandes cantidades de objetos día a día, pero la realidad es que no siempre es una tarea sencilla. No todos los materiales son iguales y no todos tienen la misma resistencia, por lo que algunos son realmente difíciles de reutilizar por sus características.

    reciclaje

    Productos difíciles de reciclar

    • Los chicles sin duda son objetos que no se pueden reciclar fácilmente. Es más, mucha gente simplemente opta por tirarlos a la basura directamente. Lo sorprendente viene cuando vemos cuanto es el tiempo que necesita este objeto para ser degradado en la naturaleza. 5 años.

    • Las bolsas de plástico, dependiendo del tipo y el grosor, pueden llegar a tardar en descomponerse varios cientos de años. Son un problema serio, ya que se estima que solamente un 30% de las bolsas van al contenedor amarillo. Es más, suponen un problema tan grande para el medio ambiente, que a partir de 2020 en España su uso estará prohibido, en beneficio de las cada vez más comunes bolsas de tela o papel reciclado.

    • Las cápsulas de café suponen un serio problema por dos principales razones. La primera es su composición, ya que cada una de ellas tiene plástico y aluminio en el envoltorio. Por otro lado, sigue a esto el desconocimiento de la gente a la hora de tirarla al contenedor adecuado.

    Cada vez es más común, con el objetivo de solucionar esto, que existan contenedores exclusivos para estos objetos o que otras marcas estén sacando a la venta cápsulas recargables o biodegradables.

    reciclado de materiales

    • Las colillas de cigarro pueden ser uno de los objetos que menos se reciclan. La gente no tiene interiorizado que deben ser igualmente tratadas y separadas en la bolsa correspondiente. Por el contrario, suelen ser tiradas al suelo o mandadas al cubo o a la papelera más cercana sin ningún filtro. Contando que es un objeto que puede tardar hasta dos años en descomponerse, la broma le sale cara al planeta tierra.

    • Los envases de la mayoría de los zumos contienen en su composición diferentes materiales. Esto hace que sean uno de los objetos más difíciles de reciclar y separar. En muchos de ellos, se combina el plástico con el cartón y esto es algo que genera mucha confusión cuando vamos a los cubos de basura.

    • Los pañales son una combinación entre materia orgánica y diferentes tipos de plásticos o incluso telas. Su separación es complicada y supone un gran dilema para los recientes padres. Afortunadamente están saliendo pañales reciclados, lo que es una eficaz solución.

    • Los juguetes también en muchos casos son una combinación de diferentes tipos de materiales. Si bien muchos de ellos son plásticos, otros tienen telas o metales.
    Lo mejor en estos casos, es llevarlos a centros de recogida de juguetes para niños desfavorecidos, que los aprovecharán y como no, estarán siendo reutilizados.

    Si bien parece que con algunos tipos de plásticos, con el vidrio o incluso con el papel y el cartón, se suele tener claro como separarlos, aun queda mucho camino por recorrer. Quedan cantidad de materiales difíciles de clasificar que tienen, además, una lenta descomposición.

    Los comentarios están cerrados.